Un contratista municipal sale de copas después del trabajo y pierde un pendrive con datos personales de casi medio millón de residentes

Una ciudad japonesa se ha quedado con más de un dolor de cabeza después de admitir que un contratista perdió un USB que contenía datos personales de los 460.000 residentes mientras estaba de fiesta.

La ciudad occidental de Amagasaki dijo el jueves que un contratista privado, cuyo nombre no ha sido revelado, llevaba el lápiz de memoria cuando fue a tomar unas copas después del trabajo.

Pero el individuo, que trabajaba en un programa municipal de ayuda contra la pandemia, perdió la bolsa que contenía el USB el martes por la noche.

«Lamentamos profundamente haber dañado la confianza del público en la administración de la ciudad», declaró un funcionario de Amagasaki en una rueda de prensa.

La ciudad de Amagasaki, en el oeste de Japón, ha dicho que ha perdido una memoria USB que contenía información personal de todos sus aproximadamente 460.000 residentes.
https://t.co/1dEVW4F0rA
– The Japan Times (@japantimes) 23 de junio de 2022

La información se copió en el USB para facilitar su transferencia a un centro de llamadas en la cercana Osaka.

Incluía los nombres, géneros, direcciones, fechas de nacimiento y otros datos personales de todos los residentes de la ciudad, así como los datos fiscales y la información de las cuentas bancarias de algunos locales, dijo la ciudad.

Pero puede haber un resquicio de esperanza, ya que la ciudad dice que los datos estaban encriptados y el USB bloqueado con una contraseña. De momento, según las autoridades, no hay señales de que se haya accedido a la información.

La pérdida se ha comunicado a la policía, que está investigando.

«Garantizaremos a fondo la gestión de la seguridad en el manejo de los datos electrónicos«, dijo la ciudad en un comunicado, según Kyodo News. «Trabajaremos para recuperar la confianza de nuestros residentes concienciándolos de la importancia de proteger la información personal«.

Según el sitio web de viajes Osaka Info, Amagasaki se considera un «hotspot» para la vida nocturna en la región.

«Socializar con los amigos y compañeros de trabajo en torno a la comida y la bebida es la norma, un objetivo fácil de alcanzar teniendo en cuenta que abundan los izakayas (gastropubs japoneses) y que las cervezas de barril y los highballs (refrescos de whisky) fluyen libremente», dice el sitio.

Por suerte no ha habido filtraciones, por lo que se confirma una vez más la importancia de encriptar las memorias USB, especialmente cuando contienen datos personales y/o conficenciales.

Fuentes:

https://www.cbsnews.com/news/amagasaki-japan-lost-usb-data-460000-residents/

La entrada Un contratista municipal sale de copas después del trabajo y pierde un pendrive con datos personales de casi medio millón de residentes se publicó primero en Una al Día.